Dale al Twitt

La imagen del día

La imagen del día

La frase del Día...

"La soja se puede mantener un año o más sin venderse" , Luis Miguel Etchevehere, Presidente de la Sociedad Rural

VEO VEO...

El boom del turismo local llegó a casi 12 millones de personas

1.2.10

El boom del turismo local llegó a casi 12 millones de personas

Los operadores hablan del mejor enero de la historia. Esperan otro récord para febrero. Creen que influyó la moda de las “vacaciones cortas” y la desfavorable paridad del peso con el real. El fenómeno alcanza a la Patagonia y al Litoral.

Gonzalo Sánchez
01.02.2010
Mar del Plata. Con un clima casi perfecto la ciudad feliz superó el millón de turistas y se debió a abrir un registro de casas particulares para alojarlos.
Un efecto de saturación, o de desborde, padecen por estas horas, cuando arranca febrero, los principales centros turísticos de la Argentina. Pero se trata –valga la paradoja– de un problema positivo, vinculado con la abundancia. El país atraviesa la mejor temporada de verano de toda su historia, con un movimiento de viajeros por todo el territorio que sólo en el mes de enero alcanzó los 12 millones de personas. Colmada, sin un metro cuadrado libre, Mar del Plata representa el paradigma de ese éxito que ni los mismos promotores del Gobierno imaginaban. Pero también en la Patagonia y en Villa Carlos Paz, donde derivan a la gente hacia las localidades vecinas por falta de plazas, todo el mundo celebra.

La costa. Según datos de la Secretaría de Turismo de la Nación, la Ciudad Feliz registró 667.260 arribos de turistas durante la primera quincena de enero, cifra que se habría duplicado durante la segunda parte del mes. Sólo durante el fin de semana del 21, a sus costas llegaron un millón de personas. Se trata de un incremento del 8,2% respecto del mismo período de la temporada pasada. La ocupación hotelera global para todo el mes alcanzó el 90 por ciento.

Al Partido de la Costa, durante los primeros quince días de enero, arribaron 491.887 turistas. Pinamar registró 289.753 llegadas, pero se estima que superó esa cifra durante la segunda quincena. El promedio de ocupación fue del 94% en todo el mes, lo que da técnicamente lleno total. Las localidades vecinas estuvieron a tono: Valeria del Mar registró 96%; Mar de Ostende y Ostende, 92%; y Cariló, 89%.

En el partido de Villa Gesell directamente no entró más nadie. Las autoridades del partido llegaron a recomendar a los turistas que no visitaran la zona sin reservas porque corrían el riesgo de dormir en la calle. Los niveles de ocupación fueron brutales: la ciudad de Gesell tuvo un 96,9%; Mar de las Pampas, 94,2%; Las Gaviotas, 95,8%; y Mar Azul, 99,2%. El arco de consumo turístico atravesó casi todos los sectores sociales, desde las populosas peatonales céntricas hasta las exclusivas boutiques y calles de arena de Mar Azul.

Desde Gesell, el diputado nacional Héctor Polino, titular de la organización Consumidores Libres, reflexionó sobre las razones del boom turístico. “Yo creo que hay varias cuestiones. Una es el aumento del real, que desalentó a los que viajaban a Brasil y los alentó a que lo hagan en la Argentina: 2,25 reales por dólar no parece mucho, pero en el bolsillo de la gente se siente. También influyó el tema de las asignaciones familiares de 180 pesos por hijo, que volcaron al mercado interno una masa importante de dinero. Y creo que también hubo frente a la crisis internacional del año pasado una leve recuperación”.

El presidente del Ente de Turismo de Mar del Plata se explayó sobre las consecuencias de esta ola de consumo masivo en la ciudad donde vive y en todo el país: “El impacto es sobre todos los sectores –expresó–. Porque así como los turistas disfrutan y la pasan bien, la gente que trabajó para ellos durante el verano, luego, durante todo el año, puede acceder a un mejor nivel de vida y aumentar su nivel de gastos. Esto derrama”.

El interior. Los veraneantes argentinos también se desplazaron lejos del mar, hacia otras regiones encantadas del país. Quienes visitaron Córdoba promediaron una estadía de 5 a 6 días. Durante la primera quincena, a los valles de Calamuchita, Villa Carlos Paz, Traslasierra y el centro provincial arribaron 787.951 personas, pero también en este caso se duplicó la cantidad de visitantes durante la segunda quincena.

En Villa Carlos Paz, la situación es de saturación absoluta. “Desde el jueves estamos con un 100% de ocupación, se vacían algunos lugares y a los pocos minutos se vuelven a ocupar”, informó un vocero del municipio. “Este verano llegó un público que antes no teníamos y que gasta mucho, al igual que los jóvenes que vienen del interior provincial”, agregó. Los prestadores de servicios padecen un exceso de demanda. El sábado último varias pizzerías debieron cerrar antes de tiempo por falta de stock.

Otros destinos. Las Grutas de Río Negro registraron una ocupación del 70,3%. A pesar de que no la acompañó el buen tiempo, Bariloche recibió en diciembre 53.953 visitantes, lo que significó un incremento de un 17,7% con respecto al mismo período del año pasado. En la primera quincena de 2010 se registró un 25% más que en el mismo período del año anterior. En Puerto Madryn, los arribos de turistas que se registraron fueron de 24.956.

En Esquel se registraron 13.158 llegadas de turistas, un incremento del 28% respecto del año anterior. En El Bolsón los porcentajes de ocupación alcanzaron un 88% en albergues, 81% en cabañas y 80% en hoteles. Los operadores de la Comarca Andina estiman que lo que viene será mejor porque febrero coincide con las fiestas regionales. Villa La Angostura tuvo una ocupación del 76,6% en todo el mes y casi 15 mil llegadas de turistas.

El Litoral estuvo marcado durante la primera quincena por la celebración de los carnavales. Para el de Gualeguaychú se vendieron 37.000 entradas sólo en enero. Pero febrero promete todavía más. En los distintos centros termales se observaron los mayores niveles de ocupación de toda su historia. Se registró una ocupación del 95% en La Paz, 73% en Chajarí, 75% en Villa Elisa y 70% en Colón.

Al Parque Nacional Iguazú ingresaron aproximadamente 72.259 visitantes provenientes de distintos puntos de la Argentina y del exterior, lo que representa un incremento del 13% con respecto al mismo período del año anterior.

En San Juan el porcentaje de ocupación hotelera fue del 66%, presentando un incremento del 20%. Se estiman 28.900 turistas por cada quincena. En la región Norte, la Provincia de Salta registró una ocupación del 48%, y en la ciudad el porcentaje fue 53,2%.

Derrame. La industria turística celebra su mejor verano. Para los operadores las razones están claras: una política adecuada y mucho trabajo a destajo de promoción del turismo interno. El titular de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina, Oscar Ghezzi, ensayó una explicación. “Yo creo que se trabajó mucho. El año pasado debido a la crisis internacional y a la gripe A reforzamos para que en la Argentina se potenciara el turismo interno. Y también trabajamos para que las vacaciones no fueran sólo en la costa y las sierras”, contó. “Buscamos acuerdos con tarjetas de crédito para conseguir un plan de cuotas. Buscamos que la hotelería y la gastronomía produjeran ofertas. Entonces creo que la suma de todo eso dio este resultado. La gente miró hacia fuera y vio que adentro era mucho mejor”, explicó. “El fenómeno es tan importante que tenemos que pensar en la creación de un ministerio del turismo”, finalizó.

Pero la pregunta sigue siendo: ¿por qué? ¿Por qué tanta gente este verano? ¿Qué tiene de especial esta temporada? Nora Dalesio, vicepresidente de Dalesio Irol, cree que fueron tantos los que salieron de vacaciones “porque los argentinos querían bajar un cambio”. En diálogo con Crítica de la Argentina, explicó: “La gente necesitaba parar porque viene de dos años emocionalmente fuertes. Además encontró que realmente era un momento donde tampoco se puede planear tanto a largo plazo, y entonces la elección es gastar lo poco que se tiene para pasarla bien”.

“También cambió el estilo de veraneo. Si te ponés a pensar, el tiempo de vacaciones se redujo: salió más gente por menos tiempo. Las vacaciones son de una semana y a trabajar de vuelta. Mi sensación es que la temporada fue buena porque el país esta vez ofreció buenos precios combinados con los atractivos naturales de siempre. Supongo que febrero va a estar igual de bueno”.

Más de $ 200, el gasto promedio

El gasto promedio diario de cada veraneante oscila según el sitio elegido. De los 220 pesos promedio que gasta una persona adulta en Mar del Plata –sin contar alojamiento y comiendo afuera- a los 350 pesos que se gastan por día en El Calafate de Néstor y Cristina hay alternativas para todos los bolsillos. Según datos de las cámaras turísticas, Villa Carlos Paz también presenta paridad con la Ciudad Feliz. Este año el desembolsó diario por persona creció a 218 pesos, contra los 170 del año anterior. La explicación está encadenada al aumento general en los precios que osciló entre un 10 y un 15 por ciento. En Bariloche, depende del segmento turístico. El turista que para en hostería u hotel, almorzando y cenando afuera puede gastar 250 o 300 pesos diarios. Para aquel que alquila cabañas los costos bajan considerablemente. Ni hablar de los que veranean en carpa, pagando estadías en camping o hostels. El promedio en ese caso ronda los cien pesos.

Mejora también para los comercios

Las ventas en comercios minoristas de todo el país crecieron 5,4% en enero de este año respecto a igual mes de 2009. Los turistas que salieron de vacaciones hacia la Costa Atlántica, Córdoba, Mendoza, Misiones, Tucumán, Salta y varias ciudades del Sur dispararon la demanda de bienes y servicios. Según el último informe de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), “la crisis política vinculada al Banco Central y al uso de las reservas internacionales no afectó el ánimo de los consumidores en enero y mucho menos en los centros turísticos”. El presidente de CAME, Osvaldo Cornide, consideró que 2010 comenzó con un muy buen movimiento comercial. “Hubo una mayor afluencia turística en todo el país y eso ayudó a que los comercios localizados en las ciudades turísticas lograran cierto respiro después de la floja temporada pasada”, informó la entidad mediante un comunicado firmado por su presidente. Para los analistas de CAME, de los 22 rubros relevados, 20 registraron aumentos en sus ventas y solamente dos (muebles de oficina y de hogar) verificaron caídas.

1 comment

Esther dijo...

Qué bueno!!!!!!!!!!
Me encanta que se fomente el Turismo en Argentina, está lleno de lugares hermosos (y no hablo solo de la Costa Atlántica).
Tenemos un país hermoso, que sería una lástima si no aprovechamos los recursos naturales con los que contamos.
Personalmente, cada año elijo conocer un lugar nuevo de este inmenso y maravilloso país.

Esa es mi opinión,
Un saludo,
Esther

17.3.10