Dale al Twitt

La imagen del día

La imagen del día

La frase del Día...

"La soja se puede mantener un año o más sin venderse" , Luis Miguel Etchevehere, Presidente de la Sociedad Rural

VEO VEO...

A MI MADRE - Con motivo de su jubilación

1.10.10


Hoy termina una etapa que compartimos durante mas de diez años y que seguí desde el día en que partí a estudiar.
Desde chico recuerdo nuestros desayunos con raspaditas y mate cocido en el juzgado antes de entrar al colegio, tu enorme responsabilidad y eterna puntualidad para llegar todos los días al trabajo, prendiendo luces y despertando al guardia, cualidad que admiro y que trato de imitar.
Me viene a la memoria tu amiga y compañera Silvia Foppiano, con quien compartías en un garaje de Laboral un despacho, su risa, su manera de vestir y por sobre todo tu manera de acompañarla porque la considerabas auténtica y solidaria.
Viví a tu lado injusticias, malos momentos, la soledad de una madre que hacía todo lo posible por darme todo, que siempre me dio todo, y que destinaba mas de la mitad de su sueldo para que estudie en la universidad.
Mamé de chico tu preocupación por los demás, tu participación en el sindicato intentando mejorar las condiciones de tus compañeros, siempre crítica pero objetiva, corrigiendo para mejorar, y motivando para que encontremos un norte que conoces bien donde está.
Debo confesar que también admiro tu insistente mensaje de que la familia debe estar siempre unida, más allá de las peleas, odios, y rencores. Quizás las marcas de la vida te llevan a ser positiva, siempre llevo presente tus frases cuando te llamaba para contarte que había rendido  mal, y que aún hoy se repiten.
Sé que no vas a descansar, sé que ya definiste ese norte, ese nuevo camino luego de que pases a ser una trabajadora pasiva (el término JUBILADA no te gusta) cuando hace unos años empezaste a estudiar. Ver a mi madre recibida de grande me dio un profundo placer, porque también sé que no pudiste estudiar porque nací yo.
Hoy veo tu compromiso ayudando a personas con problemas de adicciones, y veo a la misma Monik que me hacía copiar una y mil veces la palabra mal escrita, la que me enseñó a ser ordenado, cocinar, planchar y por sobre todo la que dijo un día que me había formado para ser el mejor en todo, y que hizo creérmelo.
Estoy viendo tu cara al leer estas líneas, no las esperabas, a veces leo el poema que me escribiste cuando me recibí y quiero decirte que el sueño sigue vigente. Sé que también soñas con que vuelva, y los tiempos se acortan, yo también sueño con encarar juntos proyectos y darte una familia donde seamos mas que dos.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso (Palabras para Julia – Liliana Herrero)

PAVEL

Publicada en Diario La Prensa de Santa Cruz el día 

1 comment

Myriam dijo...

Pavel que orgullo!!!!! tener un hijo como vos y una m adre como Mony. Es hermoso lo que escribiste y se lo merecen los dos besos enormes!!!!!!!!!!!!!!!

1.10.10